7 may. 2012

Detesto Los Extremos

Detesto los posicionamientos mentales preconcebidos, el hablar con seres y ver que quien habla no es realmente él.

No soporto ver cabezudos y felices ignorantes que se aferran a un extremo, a una idea, a un "modo" de vida, y lo peor no es eso, si no que les observo y siento pena, y me siento disgustado por el mundo, por que veo que nunca llegaremos a nada bueno, q digo idílico.... porque lo peor es eso, que una vez han entrado, nunca saldrán de ese mundo.
Lo reconozco, es difícil, y cuesta mucho, revelarte ante lo que te rodea, y es difícil cuestionar las ideas de las personas en las que siempre has confiado, y a las cuales tienes que agradecer por otro lado todo lo que eres. pero en ese punto debes plantearte lo que eres, como eres, y lo que quieres llegar a se, y revelarte, darte cuenta de que si piensas y actúas como ellos quieren, llegarás "sólo" a ser una simple copia de ellos. Y si, la mayoría de las veces es la pereza y la conformidad, la que nos puede anclar a este estado, la idea, solo aparente de creer que eres feliz, que lo que te rodea es felicidad, que haces bien al pensar de esa forma, incluso creyéndote por encima del resto y catalogando a los demás de "raros".

Con esto no incido en que pases a un estado de rebeldía, en el que lo único que hagas sea llevar la contraria, creyendo que con eso consigues personalidad y libertad. Puede que ese sea el primer paso, si... pero hay que ir mas allá, superar esa fase, y llegar a un estado de total libertad, un estado difícil de alcanzar, y aún mas difícil de mantener con los cambios y golpes que te dará la vida.

Porque lo mas difícil es analizar cada una de las ideas que nos rodean y cada uno de los actos que nos incumben, pero de no hacerlo, lo único que serás en la vida es un feliz ignorante.